Assaig de càntic en el temple

 

Assaig de càntic en el temple

 

Oh!, què cansat estic de la meva covarda,
vella, tan salvatge terra,
i com m’agradaria d’allunyar-me’n,
nord enllà, on diuen que la gent és neta,
i noble, culta, rica, lliure,
desvetllada i feliç.

Aleshores a la congregació,
els germans dirien desaprovant:
“Com l’ocell que deixa el niu,
així l’home que abandona el seu indret”,
mentre jo ja ben lluny, em riuria,
de la llei de l’antiga saviesa
d’aquest meu àrid poble,

Però no he de seguir mai el meu somni,
i em quedaré aquí fins a la mort,
car sóc també molt covard i salvatge,
i estimo a més amb un desesperat dolor
aquesta meva pobra,
bruta, trista, dissortada pàtria.

Salvador Espriu (El caminant i el mur. 1954)

(http://ca.wikipedia.org/wiki/Salvador_Espriu)

Anuncios
Categorías:Uncategorized

La instrucción técnica

 

 

6 tíos, muchas horas, demasiadas, muchas vueltas. La cosa no sale. Uno que habla de sus batallitas en estos temas gruñe a los otros 2 que intentan seguir el hilo de lo que están haciendo, aunque allí nadie sabe lo que está haciendo. Uno que aparece y desaparece, los otros 3 que se apoyan sobre la biga no se vaya a caer.

Mientras yo, resignado, me lo miro con mi equipo en la maleta (y con mi supervisor al lado).

Llega el europeo. No habla mucho, “sólo inglés”, aunque él no viene de Inglaterra. No hay nadie con quien se pueda comunicar de manera fluida. Y es que parece ser que por Europa no es nada raro que uno hable el idioma de su país y el inglés…parece ser que eso de poder comunicarse con el resto del mundo tiene sus ventajas. Los españoles se molestan porque el europeo se ha puesto a trabajar con otro ritmo. En poco rato ya está listo para la primera medida. Lo que pasa siempre “Ah, mira el tío este antipático…se ha puesto ahí y no dice nada”. Bromean con el inglés. No hace falta que vengan de fuera. La eficiencia a veces está mal vista, no sé dar la razón (¿envidia?)

imagen obtenida de google

 

Siempre será necesaria la capacidad de superación de obstáculos durante el trabajo, siempre se puede torcer algo (en algunos trabajos siempre se torcerá algo que habrá que superar), pero es que es importante el derroche de energía y tiempo cuando algo ya es conocido, hay pasos marcados allí donde otros ya se confundieron hace tiempo. Es importante dejar cosas que ya funcionan como tal como están, incluso aunque tenga su punto burocrático.

La experiencia es una enfermedad que se cura con el tiempo.

Lástima que formas de trabajar más metódicas, responsables y cuadriculadas si se quiere no sean tan habituales (todo esto hablando del sector industrial que yo conozco). Si esto tiene esta tolerancia, es esta tolerancia no otra tolerancia. Hay cosas que no hace falta volver a inventar. El tiempo en la empresa tal como lo vi yo, es literalmente oro. Cuanto dinero pueden ahorrar la lectura de manuales e instrucciones.

Falta comunicación entre mandos, entre empresas. Se deben de justificar muchas horas de muchas personas, a veces como venganza de algo que no quedó claro en algún otro momento. Lástima de no ver más veces la unión de conocimientos y potencialidades para resolver problemas de manera satisfactoria. Muchas veces he visto tender hacía lo que parece lo contrario. Buscar el beneficio propio y rápido olvidando la calidad real en el trabajo. La de los papeles la tiene cualquiera que pague.

Faltan técnicos medios, gente que sepa hacer trabajos más sucios y realizar mediciones de precisión. Tocar grasa y usar equipos de miles de euros. Y los jefes, en parte tendrían que ser como decía Julio Verne en su novela “Un capitán de 15 años”; “para ser capitán, uno debe de saber desde grumete hasta capitán” (más o menos así decía).

Uno de los recuerdos más gratos que tengo fue al finalizar un trabajo bastante importante, complicado, con responsabilidad y que en la variante que se llevó a cabo nunca había hecho. Al acabar y conseguir el objetivo el supervisor, un Sr. de Manchester, ya con muchos años de experiencia, de una importante empresa, que se encargaba de la revisión de todos los trabajos con una precisión y metodología 100% exigente, me felicitó por el resultado de mi trabajo. Fue un momento y ahora tengo un recuerdo, que alcanza uno de los niveles más altos de satisfacción profesional. ¡qué bueno es eso!

Categorías:Uncategorized

Barça – Málaga

 

Dicen que es mejor invertir en experiencias que en bienes materiales. Eso hemos hecho este sábado.

 

Fotografías: Raül Calvo (Camp Nou, Barcelona, Febrero 2010)

 

Categorías:Uncategorized

El último libro que he leído

 

El bolígrafo de gel verde de Eloy Moreno. Autor que se ha pagado y currado la publicación del libro él mismo.

“Les reproduzco la contraportada del libro:

Superficies de vida:
Casa: 89 m2
Ascensor: 3 m2
Garaje: 8 m2
Empresa: la sala, unos 80 m2
Restaurante: 50 m2
Cafetería: 30 m2
Casa de los padres de Rebe: 90 m2
Casa de mis padres: 95 m2
Total: 445 m2

¿Puede alguien vivir en 445 m2 durante el resto de su vida?
Seguramente sí, seguramente usted conozca a mucha gente así. Personas que se desplazan por una celda sin estar presas; que se levantan cada día sabiendo que todo va a ser igual que ayer, igual que mañana; personas que a pesar de estar vivas se sienten muertas.

Esta es la historia de un hombre que fue capaz de hacer realidad lo que cada noche imaginaba bajo las sábanas: empezarlo todo de nuevo. Lo hizo, pero pagó un precio demasiado alto”

¡Os recomiento su lectura! Pronto estará también en formator e-book

La página del libro: http://www.elboligrafodegelverde.com/

Un blog de opinión del autor: http://www.terceraopinion.net/

Categorías:Uncategorized

Hello world!

febrero 20, 2010 1 comentario

Welcome to WordPress.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!

Categorías:Uncategorized